Desinfección Instrumental de Alto Nivel en Optometría: una asignatura pendiente

En el presente boletín daremos respuesta a estas preguntas, haciendo especial hincapié en las recomendaciones más actuales que se dan en cuanto a limpieza y desinfección en Optometría.

1. ¿Se consideran los tonómetros Instrumental Semi-Crítico?

2. ¿Cómo se está desinfectando en realidad en los gabinetes de Oftalmología?

3. ¿Debe someterse a Desinfección de Alto Nivel el instrumental optométrico?

4. ¿Puede ser la Queratoconjuntivitis causada por Adenovirus una Infección Nosocomial relevante?

5. ¿Qué características debe cumplir un desinfectante instrumental en Optometría?

1. ¿Se consideran los tonómetros Instrumental Semi-Crítico?

Recientemente el Bureau of Medicine and Surgery (BUMED) de la Armada Norteamericana ha publicado una nueva guía para la limpieza y desinfección de Alto Nivel, en la que se incluyen por primera vez los tonómetros empleados en Optometría en la lista de Instrumentos Semi-Críticos.

La nueva guía da instrucciones concretas:

  • Usar prismas desechables, lo que supone un alto coste en material.
  • En su defecto, la inmersión de los reutilizables durante 10 minutos en una dilución de hipoclorito sódico al 10% (5000 ppm). Procedimiento lento y agresivo para el material.

Todo ello puede afectar a varios procedimientos, como la Tonometría o la Paquimetría, y a los dispositivos, lentes y prismas asociados.

Ir Arriba

2. ¿Cómo se está desinfectando en realidad en la mayoría de gabinetes de Oftalmología?

La práctica más habitual es una leve limpieza de las lentes, seguida de un breve frotado con una gasa empapada en alcohol.

Algunos fabricantes de lentes incluso se limitan a recomendar solo su limpieza, ni siquiera una desinfección, obviamente preocupados por los desperfectos que los Desinfectantes de Alto Nivel puedan causar en sus productos.

¿Son éstas prácticas responsables?

Ir Arriba

3. ¿Debe someterse a Desinfección de Alto Nivel el instrumental optométrico?

La guía de desinfección y esterilización del Center for Disease Control and Prevention (CDC) ya lo dejaba claro en el 2008, (pág. 18): las lentes y prismas en contacto directo con la superficie ocular deben ser consideradas, en función de la clasificación de Spaulding, como instrumental invasivo que, por tanto, ha de ser desinfectado a Alto Nivel. Pero los métodos empleados (inmersión durante 5-10 minutos en alcohol, peróxido de hidrógeno o hipoclorito a 5000 ppm), o no son suficientemente eficaces o son demasiado agresivos para el instrumental. Los patógenos habituales en Oftalmología son algunos Adenovirus, responsables de Queratoconjuntivitis Epidémica (QCE), causante de brotes nosocomiales en todo el mundo.

En 2011 la Asociación Australiana de Optometristas coincidió en ese análisis y en Europa, en el 2005, la Direction Générale de Santé de Francia ya consideraba estos dispositivos como semi-críticos, con las consiguientes exigencias en cuanto a desinfección (pág. 25).

Tonometro desinfeccion instrumental

Ir Arriba

4. ¿Puede ser la Queratoconjuntivitis causada por Adenovirus en una Infección Nosocomial relevante?

Al tratarse de infecciones normalmente ligadas a procedimientos exploratorios en Consultas Externas, su prevalencia entre pacientes hospitalizados es residual y por tanto, pasan desapercibidas. Pero, revisiones recientes concluyen que la Queratoconjuntivitis causada por Adenovirus es la más frecuente de las conjuntivitis, y que el papel que juegan las exploraciones oftalmológicas en su contagio es relevante y debe ser prevenido, a falta de tratamiento terapéutico realmente eficaz.

Es más, en los últimos años se está detectando un incremento alarmante en algunos países europeos. En Alemania, los muestreos de casos revelaron que un 40% de los afectados se habían sometido a alguna exploración o tratamiento oftalmológico en las dos semanas precedentes.

En 2013, el Center for Disease Control and Prevention (CDC) analizó seis brotes independientes de Queratoconjuntivitis (411 casos en total) que les fueron comunicados desde cuatro estados de Estados Unidos entre 2008 y 2010. En TODOS los casos se dio transmisión nosocomial, asociada a exploraciones oftalmológicas, aunque también se reportara transmisión comunitaria. Desinfeccion instrumental Oftalmología

También en todos ellos se detectaron deficiencias en el Control de Infecciones de las instalaciones afectadas, en cuanto a la higiene de manos y la descontaminación de equipamiento compartido entre pacientes. Y en la mayoría de casos, hubo profesionales clínicos entre los afectados.

Las medidas promovidas por el Center for Disease Control and Prevention (CDC) fueron simplemente sobre procedimientos básicos de Higiene y Control de Infecciones, incluyendo la correcta desinfección del instrumental. Pero, como ya hemos visto, eso no es tan fácil en el caso de lentes y prismas. El alcohol, cuando se aplica con frotado, se evapora demasiado rápido como para llegar a ejercer una acción virucida y una inmersión prolongada en él es muy dañina para materiales de uso común, como el PMMA (un metacrilato). Algo parecido ocurre con otros desinfectantes con cloro y/o oxidantes.

Ir Arriba

5. ¿Qué características debe cumplir un desinfectante instrumental en Optometría?

Desinfección de Alto Nivel como la requerida para la eliminación de Adenovirus.

Tiempo de exposición corto, compatible con la alta rotación de pacientes en Consultas Externas, y que reduzca la sobreexposición y degradación de los materiales.

Sin alcoholes y, por tanto, compatible con el PMMA (metacrilato).

Requerir el mínimo equipamiento ya que las Consultas Externas carecen de espacios para reprocesadores automáticos, ni para cubetas de inmersión.

Los hospitales británicos del National Health Service han hallado y publicado en una guía reciente (pág. 6), la solución en el uso de espumas de dióxido de cloro, de efecto bien documentado contra Adenovirus  y están implementando Tristel DUO Oftalmología.

Tristel Duo Oftalmología

Espuma desinfectante de dióxido de cloro

Su utilización permite la desinfección de alto nivel en el tiempo récord de 30 segundos, y un reprocesamiento completo del instrumental en menos de dos minutos, sin necesidad de equipamiento alguno.

Por otro lado, siguiendo con las recomendaciones del NHS, las superficies de contacto y el instrumental no invasivo pueden desinfectarse  fácilmente con las toallitas Clinell Universal.

De hecho, los principales fabricantes de lentes de exploración oftalmológica contemplan ya Tristel DUO Oftalmología entre los desinfectantes testados con sus productos, y además lo publicitan en sus propias páginas web.

Si la diferencia entre contagiar o no un paciente con Queratoconjuntivitis, que pueda incluso dar lugar a un brote, es sólo apretar un pulsador, la solución, más que nunca, salta a la vista.

Ir Arriba

 

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s