Prevención y manejo de la Dermatitis Asociada a la Incontinencia

La Dermatitis Asociada a la Incontinencia (DAI) describe el daño cutáneo asociado a la exposición a la orina o las heces.

Desde Vesismin Health deseamos llamar la atención sobre la importancia que tiene la prevención de la DAI en el marco general de la prevención y control de la infección hospitalaria.

  • Los pacientes con DAI son proclives a contraer infecciones cutáneas secundarias, siendo la candidiasis una de las infecciones secundarias más habituales asociada a la DAI. Un único estudio determinó que el 32% de los pacientes con DAI presentó un exantema indicativo de una infección fúngica (por Candida en su mayoría).
  • El aumento del pH de la piel suele permitir que se desarrollen microorganismos y aumenta el riesgo de infección cutánea.
  • Cuando aparece la DAI, existe un alto riesgo de desarrollar úlceras por presión y un mayor riesgo de infección y morbilidad.

Recientemente se ha traducido al español el documento Incontinence associated dermatitis: moving prevention forward” (Beeckman D et al. Proceedings of the Global IAD Expert Panel. Wounds International 2015).
Se trata de un completo y magnífico documento fruto del trabajo en equipo de un panel de veinte súper-expertos en la materia, procedentes de todo el mundo, que establece una guía práctica sobre cómo valorar, prevenir y manejar la DAI.
Aunque recomendamos la lectura íntegra del documento, hemos escogido y resumido algunos de los párrafos esenciales para una primera lectura rápida.

La DAI es un tipo de dermatitis (inflamación de la piel) de contacto irritativa que se observa en pacientes con incontinencia fecal o urinaria.
Los pacientes con incontinencia fecal + urinaria presentan un mayor riesgo de desarrollar DAI que aquellos sólo con incontinencia urinaria:

Figura: las heces actúan como un irritante químico directo sobre la piel y las heces semisólidas aumentan el riesgo y la intensidad de la DAI.

Identificación y clasificación de la DAI

La presencia de incontinencia urinaria o fecal, incluso cuando no hay otros factores de riesgo, debería activar la aplicación de un protocolo adecuado para la prevención de la DAI con el objetivo de minimizar o prevenir la exposición de la piel a la orina y las heces, además de proteger la piel.
El grupo de expertos reconoce la necesidad de establecer una valoración sistemática de la DAI y para ello recomienda la adopción de un enfoque simplificado en función del nivel y la severidad de la lesión cutánea:

Severidad de la DAI

Prevención y manejo de la DAI

Debe aspirarse a la prevención de la DAI en todos los pacientes con incontinencia con el objetivo de fomentar desenlaces positivos y evitar lesiones y daños a los pacientes.

 Hay dos intervenciones fundamentales a la hora de prevenir y manejar la DAI:

  • Manejar la incontinencia para identificar y tratar las causas reversibles (p. ej., infección de las vías urinarias, estreñimiento, uso de diuréticos) con el fin de reducir o, en el mejor de los casos, eliminar el contacto de la piel con la orina y/o las heces.
  • Aplicar un régimen estructurado para el cuidado de la piel para proteger la piel expuesta a la orina o las heces y ayudar a restaurar una función de barrera de la piel eficaz.
    Se ha comprobado que los regímenes estructurados para el cuidado de la piel que incorporan una limpieza suave y el uso de protectores cutáneos reducen la incidencia de la DAI. También se asocian con una reducción del desarrollo de las úlceras por presión de estadio/fase I.

Limpieza

Tradicionalmente, para limpiar la piel después de los episodios de incontinencia, se utiliza un jabón regular, agua y una toalla de género común. Sin embargo:

  • El jabón regular es alcalino y altera el pH de la piel, ataca los corneocitos y puede dañar el funcionamiento de la barrera de la piel.
  • La textura nudosa de las toallas de género común puede acentuar estos efectos negativos y provocar daño por fricción.
  • La aplicación de agua, por sí sola, puede comprometer la función de barrera de la piel, como lo demuestra un aumento de la pérdida de agua trans-epidérmica (TEWL, por sus siglas en inglés), que se considera un indicador sensible de la salud de la barrera de la piel).
  • También se han identificado problemas con el control de infecciones asociados al uso de palanganas.

Es preferible un limpiador con un pH similar al de la piel a un jabón regular. Este deberá indicar en la etiqueta que está indicado o es idóneo para el manejo de la incontinencia.
Los limpiadores de la piel contienen compuestos (surfactantes o tensoactivos) que reducen la tensión superficial y permiten eliminar la suciedad y los desechos (como la grasa y las células muertas de la piel) aplicando la menor fuerza posible sobre la piel.

Principios de la limpieza aplicados a la prevención y al manejo de la DAI:

  • Limpiar a diario y después de cada episodio de incontinencia fecal.
  • Usar una técnica suave con la mínima fricción, evitar frotar o restregar la piel.
  • Evitar los jabones regulares (alcalinos).
  • Elegir un limpiador líquido y suave, que no necesite enjuague, o una toalla húmeda (diseñada e indicada para el cuidado de la incontinencia), con un pH similar al de la piel normal.
  • Si es posible, utilizar una tela suave no tejida y desechable.
  • Secar suavemente la piel, si es necesario, después de la limpieza.

Categorías de surfactantes:

Protección

Los protectores de la piel se utilizan para prevenir y tratar la DAI, ya que forman una barrera entre el estrato córneo y la humedad o el agente irritante. Además de proteger la piel de la orina y las heces, cuando la DAI está presente, la aplicación de un protector de la piel ayuda a que se resuelva antes la DAI y permite la recuperación de la barrera natural de la piel.

Características de los principales tipos de ingredientes protectores de la piel:

Principios del uso de protectores de la piel aplicados a la prevención y el manejo de la DAI:

  • Aplicar el protector de la piel con una frecuencia coherente con su capacidad para protegerla y en concordancia con las instrucciones del fabricante.
  • Comprobar que el protector de la piel es compatible con otros productos para el cuidado de la piel, p. ej. los limpiadores de la piel que se estén utilizando.
  • Aplicar el protector en toda la piel que entra en contacto o que puede llegar a estar en contacto con la orina o las heces.

Se recomienda un producto para el cuidado de la piel o uno combinado que aporte una acción protectora/restauradora para prevenir la DAI en pacientes en situación de riesgo.

Las toallas para la continencia (es decir, productos «3 en 1») que están pensadas para LIMPIAR, PROTEGER y RESTAURAR pueden ofrecer la ventaja de simplificar los cuidados al combinar productos para reducir el número de pasos a seguir, ahorrándoles tiempo al profesional de la salud y al cuidador y con el potencial de fomentar el cumplimiento del régimen.

Intervenciones para la prevención y manejo en función de la severidad del daño de la DAI:

Cómo actúan las Toallitas Clinell Barrier Cloths para el cuidado y limpieza en un solo paso:

Todos los pacientes con incontinencia están en riesgo de desarrollar DAI. Debería  implementarse un plan de prevención individualizado para reducir el riesgo de desarrollar DAI y úlceras por presión.
Las medidas señaladas en este documento para la prevención y el manejo de la DAI se pueden utilizar como parte de un programa de prevención de las úlceras por presión y concuerdan con las recomendaciones del Grupo Asesor sobre Úlceras por Presión de los Estados Unidos, el Grupo Asesor sobre Úlceras por Presión Europeo y las guías de práctica clínica de la Alianza Pan-Pacífica de Lesiones por Presión.

Para aquellos entornos y pacientes en los que la incontinencia es habitual, y dado que algunas candidiasis se están mostrando cada vez más difíciles de tratar, creemos que este documento constituye una herramienta de trabajo imprescindible para la prevención de infecciones, no sólo en el ámbito hospitalario, sino también en la Atención Primaria y Socio-Sanitaria.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s