Reducir las IRAS a través de la mejora en la formación y la educación

Un nuevo estudio aleatorizado de intervención controlada publicado en The Lancet Infectious Diseases por el profesor Brett Mitchell y un grupo de investigadores de Australia, ha dado a conocer que la introducción de un bundle (paquete de medidas) de limpieza ambiental redujo la tasa de las IRAS (Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria).

Se trata de un sólido estudio controlado aleatorio llevado a cabo en 11 hospitales australianos. El bundle de limpieza fue una intervención multimodal, que se centró en optimizar el uso del producto, la técnica de limpieza, la formación del personal, la auditoría, el feedback y la comunicación. El objetivo del paquete de medidas fue mejorar tanto la limpieza diaria rutinaria como la limpieza/desinfección en el momento del alta del paciente. La intervención no requirió ninguna nueva tecnología ni herramienta, sino que se trató simplemente de una reconfiguración y estandarización del enfoque dentro de los recursos existentes asignados a la limpieza de cada hospital. Al comienzo de la intervención en cada uno de los hospitales, todo el personal de limpieza recibió formación presencial por parte del coordinador de ensayo. En esta formación también se intentó estandarizar las técnicas de limpieza. Otra medida del bundle fue el enfoque en la comunicación, alentando el contacto diario entre los responsables, así como el compromiso a nivel directivo en el proceso de limpieza. También se revisó el enfoque local para garantizar que el uso del producto de limpieza fuese óptimo.

El impacto del bundle de limpieza se midió mediante la revisión de las tasas de las IRAS clave y también a través de la monitorización de la limpieza mediante marcajes fluorescentes de sitios clave en los cuartos de pacientes y los baños. La tasa de ERV (Enterococos Resistentes a la Vancomicina) identificada en infecciones se redujo significativamente en un 37% después de la implementación del bundle. La tasa de infección por C. difficile y bacteriemia por S. aureus no se redujo de forma significativa tras la implementación del paquete de intervenciones. Es importante tener en cuenta que no se puso el foco en garantizar el uso de un desinfectante esporicida adecuado para abordar superficies que podrían haber estado contaminadas con esporas de C. difficile, por lo que tal vez no es sorprendente ver que la tasa de C. difficile no se redujo significativamente. Muchas bacteriemias por S. aureus son “endógenas” (los propios pacientes son la fuente de la infección), por lo que es menos probable que se vean afectadas por una intervención ambiental.

La intervención mejoró significativamente la eliminación de marcas fluorescentes en las habitaciones y baños. Curiosamente, esto continúo mejorando a lo largo del período de intervención, de manera que el 86% de las marcas se eliminaron de los baños y el 76% de las habitaciones al final de la intervención, en comparación con el 43% en baños y el 37% en habitaciones antes de la intervención. Estas investigaciones refuerzan la relación entre las tasas reducidas de las IRAS y un mejor estándar de limpieza.

Este estudio pone de manifiesto que se pueden llevar a cabo pasos básicos para mejorar la eficacia de la limpieza del hospital, centrándose en la formación y educación del personal, y que estas mejoras pueden beneficiar los resultados de los pacientes.

Fuente: Blog de Clinell

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s