Candida auris: el “Super hongo” que amenaza el sistema sanitario mundial

Candida auris es una de las pocas especies del género Candida que causa candidiasis en humanos. Se trata de un hongo emergente que puede causar infecciones invasivas. Auris es la palabra latina para oído, y se denomina Candida auris porque se detectó por primera vez en el conducto auditivo externo de un paciente. Actualmente, C. auris se ha convertido en un patógeno nosocomial multirresistente a nivel mundial y se considera una gran amenaza para los entornos sanitarios. Los informes mundiales de C. auris han aumentado considerablemente en una década1-2.

Epidemiología

C. auris se describió por primera vez en Japón en 20092. Posteriormente, los aislamientos de C. auris comenzaron a identificarse y notificarse en los cinco continentes como agentes de infecciones asociadas a hospitales3.

El primer brote de C. auris en Europa se notificó en 2016 en el “Royal Brompton Hospital”, un hospital cardiotorácico de Londres4. Según el informe de los CDC de 2019, C. auris se ha aislado y notificado a nivel mundial en más de 30 países (Figura 1).

Figura 1: Países en los que se han notificado casos de Candida auris. CDC. Candida auris: A Drug-resistant Germ That Spreads in Healthcare Facilities. Available at: https://www.cdc.gov/fungal/candida-auris/tracking-c-auris.html

Se han descrito brotes (n>15 casos) por C. auris en España, Reino Unido, Colombia, India, Pakistán, Panamá, Rusia, Corea del Sur, Kenia, Sudáfrica, Israel, Estados Unidos y Venezuela5-9. Además de la producción de brotes, cabe destacar que se ha convertido en una de las principales especies de Candida implicadas en las Candidemias, según indican algunas series recientes10-11.

En España, una estancia media de 25 días en los centros sanitarios se asoció con el desarrollo de la infección por C. auris12. Esto podría atribuirse a la naturaleza de la transmisión de la enfermedad, que implica principalmente la exposición a instalaciones contaminadas en los centros sanitarios5.

Factores de riesgo de la infección por C. auris

C. auris coloniza tanto superficies bióticas (piel y otros sitios del cuerpo) como abióticas. En particular, su capacidad para adherirse a superficies y materiales plásticos (p. ej. catéteres) y la formación de los Biofilms, facilitan la adquisición del hongo en entornos de atención médica como las UCIs13. La mayoría de los pacientes infectados con C. auris han tenido una exposición reciente a un dispositivo invasivo o se han sometido a algunos procedimientos invasivos14.

Los pacientes con traqueotomías y sondas de gastrostomía endoscópica percutánea (GEP) tienen más probabilidades de contraer la infección por C. auris15. Se informó que los ventiladores en las unidades de atención clínica propagan la infección por C. auris. En este sentido, la prevalencia de C. auris en las residencias de ancianos con unidades con camas de ventilación, fue del 7,7 % en comparación con las residencias de ancianos regulares sin ventilador (0,7 %)16.

Diagnóstico

C. auris puede causar infecciones invasivas graves. Sin embargo, las condiciones clínicas asociadas con C. auris no son específicas y a menudo es difícil diferenciarlas entre otros tipos de infecciones sistémicas. Las condiciones clínicas asociadas con la mayoría de los casos informados de C. auris incluyen infecciones del torrente sanguíneo, infecciones del tracto urinario, otitis, infecciones de heridas quirúrgicas, abscesos cutáneos, miocarditis, meningitis, infecciones óseas e infecciones de heridas17,18. Según el informe de los CDC,19 la fiebre y los escalofríos que no mejoran después del tratamiento con antibióticos por una sospecha de infección bacteriana, generalmente se consideran entre los síntomas comunes de la infección invasiva por C. auris. Sin embargo, ninguna de las condiciones clínicas antes mencionadas proporciona un diagnóstico definitivo, y se debe considerar la investigación de laboratorio para su confirmación.

Identificar correctamente C. auris es crucial para proporcionar una atención óptima al paciente, adecuar el tratamiento e iniciar las medidas dirigidas para la prevención y control de este microorganismo. El estudio de sensibilidad a antifúngicos se debe realizar en todos los aislamientos independientemente de cuál sea su origen, debido a los diferentes perfiles de resistencia que presenta la levadura.

Varios métodos están disponibles actualmente para la detección y el diagnóstico de C. auris, y eso incluye:
– Pruebas de susceptibilidad antifúngica
– Dispositivos de diagnóstico basados en matriz asistida por láser, el tiempo de vuelo de desorción/ionización.
– Los métodos moleculares basados en la secuenciación de la región D1-D2 del ADNr 28s o la región transcrita interna (ITS) del ADNr.

Una Resistencia a múltiples fármacos

C. auris es una levadura emergente, a menudo resistente a múltiples fármacos, que es altamente transmisible y provoca brotes relacionados con la atención médica, especialmente en centros de atención a largo plazo. La colonización de la piel con C. auris permite la propagación y conduce a infecciones invasivas, incluidas infecciones del torrente sanguíneo, en el 5% al 10% de los pacientes colonizados20.

Según los CDC, existen tres clases de antimicóticos que se usan para tratar infecciones invasivas: Azoles, Polienos y Equinocandinas21. Si bien la resistencia a los Azoles y los Polienos es relativamente común, solo alrededor del 1% de las infecciones son resistentes a las equinocandinas, lo que las convierte en una terapia de referencia para las infecciones por Candida que no son susceptibles a otros medicamentos21. Las cepas fúngicas que pueden resistir el tratamiento con las tres clases se conocen como pan-resistentes.

• Los estudios han demostrado que C. auris puede persistir en las superficies del entorno sanitario durante al menos 14 días22.

Prevención de Candida auris

1- Aplicar estrategias para prevenir la colonización:

  • El cumplimiento estricto con las recomendaciones de los “Programas Zero”, sobre todo en relación con el manejo de los dispositivos invasivos.
  • La extracción inmediata de todos los dispositivos de acceso venoso si hay algún signo de infección o de uso “no necesario”.
  • La aplicación de las técnicas asépticas al realizar el cuidado de heridas.
  • Minimizar el uso de antibióticos de amplio espectro de acuerdo con los programas de control de la administración de antibióticos.

2- Gestión de la transmisión

  • Aislamiento del paciente en una habitación individual con baño no compartido
  • Aplicar las precauciones de contacto.
  • Minimizar el movimiento del paciente dentro de su habitación siempre que sea posible.
  • Limpieza y desinfección diaria y terminal (ver limpieza ambiental para información actual).
  • Aplicar uso único de productos y dispositivos.
  • Trazabilidad de contacto: ejercer la trazabilidad de los casos recién identificados para determinar si son colonizado con C. auris.

3- Enfatizar la higiene de manos

Se debe enfatizar la importancia de la higiene de las manos al personal sanitario, los pacientes y los visitantes.

El personal sanitario debe adherirse a los “5 Momentos” de higiene de manos23.

Se debe reforzar la importancia de la higiene de manos después de quitarse los guantes.

La evidencia actual sugiere que los productos de clorhexidina y los desinfectantes para manos a base de alcohol son efectivos cuando se usa con tiempos de contacto apropiados.

4-Limpieza ambiental

C. auris puede persistir en las superficies del medio ambiente, por lo que es necesaria la limpieza del medio ambiente a diario con un producto conveniente.

Es importante seguir todas las instrucciones del fabricante para el uso del desinfectante de superficies, incluidas la aplicación del producto, el tiempo de contacto y la concentración de dilución correctos.

La limpieza y la desinfección de las habitaciones y de los equipos de pacientes con C. auris debe llevarse a cabo aplicando primero una buena limpieza y la aplicación de un desinfectante potente y eficaz (ej: Ácido Peracético en solución o toallita impregnada).

Conclusión

Las infecciones por C. auris están emergiendo progresivamente en hospitales y específicamente en las UCIs, con altas tasas de mortalidad, resistencia a múltiples fármacos, resiliencia ambiental, dificultad en la identificación microbiológica y transmisión horizontal, convirtiéndolas en un problema en la práctica clínica. La mayoría de las infecciones notificadas de C. auris involucraron a pacientes en estado crítico. La aparición de la resistencia de C. auris es una señal alarmante; debido al potencial de desarrollo de resistencia, los pacientes que reciben tratamiento antimicótico para C. auris deben ser monitorizados de cerca para ver si mejoran clínicamente. También se deben realizar pruebas de susceptibilidad, especialmente en pacientes tratados con “Equinocandinas”. Además, aumentar la conciencia sobre la infección y avanzar en los métodos de diagnóstico es esencial para controlar la infección por C. auris.

La comunicación con los pacientes a lo largo de este proceso es importante. La prevención efectiva requiere involucrar a los pacientes en su cuidado. Un proceso de educación y retroalimentación con los pacientes es fundamental a lo largo de su ingreso.


Referencias

1. Spivak ES, Hanson KE. Candida auris: an emerging fungal pathogen. J Clin Microbiol. 2018;56(2):1–10.
2. Satoh K, Makimura K, Hasumi Y, Nishiyama Y, Uchida K, Yamaguchi H. Candida auris sp. nov., a novel ascomycetous yeast isolated from the external ear canal of an inpatient in a Japanese hospital. Microbiol Immunol. 2009;53:41–44. doi:10.1111/j.1348- 0421.2008.00083.
3. Chowdhary A, Sharma C, Meis JF. Candida auris: a rapidly emerging cause of hospital-acquired multidrug-resistant fungal infections globally. PLoS Pathog. 2017;13:e1006290. doi:10.1371/journal.ppat.1006290
4. Schelenz S, Hagen F, Rhodes JL, et al. First hospital outbreak of the globally emerging Candida auris in a European hospital. Antimicrob Resist Infect Control. 2016;5(35):1–7. doi:10.1186/s13756-016-0132-5
5. A. Chowdhary, V. Anil Kumar, C. Sharma, A. Prakash, K. Agarwal, R. Babu, et al.Multidrug-resistant endemic clonal strain of Candida auris in India. Eur J Clin Microbiol Infect Dis., 33 (2014), pp. 919-926
6. M. Biswal, S.M. Rudramurthy, N. Jain, A.S. Shamanth, D. Sharma, K. Jain, et al.Controlling a possible outbreak of Candida auris infection: lessons learnt from multiple interventions.J Hosp Infect., 97 (2017), pp. 363-370
7. A.B. Araúz, D.H. Cáceres, E. Santiago, P. Armstrong, S. Arosemena, C. Ramos, et al.Isolation of Candida auris from 9 patients in Central America: Importance of accurate diagnosis and susceptibility testing. Mycoses., 61 (2018), pp. 44-47
8. S. Schelenz, F. Hagen, J.L. Rhodes, A. Abdolrasouli, A. Chowdhary, A. Hall, et al.First hospital outbreak of the globally emerging Candida auris in a European hospital.Antimicrob Resist Infect Control., 5 (2016), pp. 35
9. S. Tsay, R.M. Welsh, E.H. Adams, N.A. Chow, L. Gade, E.L. Berkow, et al.Notes from the Field: Ongoing Transmission of Candida auris in Health Care Facilities – United States, June 2016-May 2017. Morb Mortal Wkly Rep., 66 (2017), pp. 514-515.
10. E. Britz, N.P. Govender. Global emergence of a multi-drug resistant fungal pathogen, Candida auris. Sout Afr J Infect Dis., 31 (2016), pp. 69-70
11. A. Chakrabarti, P. Sood, S.M. Rudramurthy, S. Chen, H. Kaur, M. Capoor, et al.Incidence, characteristics and outcome of ICU-acquired candidemia in India.Intensive Care Med., 41 (2015), pp. 285-295
12. Ruiz-Gaitán A, Moret AM, Tasias-Pitarch M, Aleixandre-López AI, Martínez-Morel H, Calabuig E. An outbreak due to Candida auris with prolonged colonisation and candidaemia in a tertiary care European hospital. Mycoses. 2018;61(7):498–505
13. Larkin E, Hager C, Chandra J, et al. The emerging pathogen Candida auris: growth phenotype, virulence factors, activity of antifungals, and effect of SCY-078, a novel glucan synthesis inhibitor, on growth morphology and biofilm formation. Antimicrob Agents Chemother. 2017;61(5):1–13.
14. ECDC-Candida auris outbreak in healthcare facilities in northern Italy, 2019-2021- https://www.ecdc.europa.eu/sites/default/files/documents/RRA-candida-auris-Feb2022.pdf 
15. Forsberg K, Woodworth K, Walters M, et al. Brendan Jackson1, Tom Chiller Candida auris: the recent emergence of a multidrug-resistant fungal pathogen. Med Mycol. 2019;57:1–12.
16. Adams E, Quinn M, Tsay S, et al. Candida auris in healthcare facilities, New York, USA, 2013–2017. Emerg Infect Dis. 2018;24(10):1816–1824.
17. Choi HI, An J, Hwang JJ, Moon SY, Son JS. Otomastoiditis caused by Candida auris: Case report and literature review. Mycoses. 2017 Aug;60(8):488-492
18. Magobo RE, Corcoran C, Seetharam S, Govender NP. Candida auris-associated candidemia, South Africa. Emerg Infect Dis. 2014 Jul;20(7):1250-1
19. Candida auris: A Drug-resistant Germ That Spreads in Healthcare Facilities- Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Emerging and Zoonotic Infectious Diseases (NCEZID), Division of Foodborne, Waterborne, and Environmental Diseases (DFWED)- https://www.cdc.gov/fungal/candida-auris/c-auris-drug-resistant.html
20. Southwick K, Adams EH, Greenko J, et al. New York State 2016–2018: progression from Candida auris colonization to bloodstream infection. Open Forum Infect Dis 2018;5(Suppl 1):S594–5.
21.  Lyman M, Forsberg K, Reuben J, et al. Notes from the Field: Transmission of Pan-Resistant and Echinocandin-Resistant Candida auris in Health Care Facilities ― Texas and the District of Columbia, January–April 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2021;70:1022–1023.
22. Piedrahita CT, Cadnum JL, Jencson AL, Shaikh AA, Ghannoum MA, Donskey CJ. Environmental Surfaces in Healthcare Facilities are a Potential Source for Transmission of Candida auris and Other Candida Species. Infect Control Hosp Epidemiol. 2017 Sep;38(9):1107-1109.
23. Chou DT, Achan P, Ramachandran M. The World Health Organization ‘5 moments of hand hygiene’: the scientific foundation. J Bone Joint Surg Br. 2012 Apr;94(4):441-5. doi: 10.1302/0301-620X.94B4.27772. PMID: 22434456.



Autor:
Patrick Saliba, PhD
Director Médico en Vesismin Health
psaliba@vesismin.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s